10 días para la maratón de Miami

Pues ya está. Ya estamos ahí. Dentro de 10 días a esta hora habré terminado – o no- el reto de concluir mi primera maratón. Atrás han quedado las interminables sesiones de entrenamiento de los domingos (el más largo, de 30 kilómetros el pasado 27 de diciembre) y las sufridas series de velocidad de los miércoles, ahora toca concentrarse en el domingo 24 de enero, sabiendo que ya poco se puede cambiar.

Mis sensaciones ante la carrera son contradictorias. Por un lado estoy nervioso, expectante e incluso algo excitado, por otro estoy intranquilo y preocupado. Intranquilo porque me enfrento a un terreno desconocido por mi hasta ahora y preocupado porque no sé si seré capaz de terminar la maratón.

¿He entrenado todo lo que debería? No. ¿He seguido la alimentación recomendada? No. Me he cuidado en las pasadas fechas navideñas? No. Por estas razones todo lo que sea terminar sería un éxito para mí. Cuando empecé mi preparación haya por el mes de agosto tenía como objetivo completar la maratón en menos de 4 horas. Hoy, cinco meses después, terminar en menos de 5 horas sería toda una proeza.

30 Kilómetros

Los 30K de entrenamiento que hice el 27 de diciembre son, hasta el día de hoy, mi mayor distancia completada. Si hablamos de sensaciones, éstas fueron bastante buenas, lo que no implica que acabara el entrenamiento absolutamente destrozado. Lo primero que se me vino a la cabeza cuando acabé fue “y la maratón serían aún 12 kilómetros más”. Pues sí, 12 kilómetros y 195 metros exactamente, lo que significaría volver a correr el 40% de lo ya corrido… una auténtica locura, vamos.

Completé el entrenamiento en 3 horas y 25 minutos. O lo que es lo mismo, hice aproximadamente 06:45 minutos por kilómetro. Con esta media conseguiría acabar la maratón en menos de 5 horas, pero seguramente aumente este tiempo con el paso de los kilómetros.

El muro de la maratón

Todos los maratonianos, profesionales y amateurs, hablan del famoso muro de la maratón. Este aparece aproximadamente a partir del kilómetro 30 y se caracteriza por producir en el maratoniano la sensación de que va a ser imposible terminar. A partir de este punto los niveles de glucógeno son mínimos y la fatiga muscular se dispara. Yo aún no sé si seré capaz de derribarlo, pero parece que la clave de todo está en el control mental. Si consigues superar el muro y llegar a los 5km finales, tu cerebro se encargará del resto. Veamos.

No todo son malas noticias. Por lo que podido leer en algunos foros y blogs [para mí foroatletismo.com es el mejor de todos], no hace falta hacer muchas sesiones de larga distancia para preparar una maratón. Seguramente sí alguna más de las que he hecho yo, pero tampoco hay que volverse loco cargando de kilómetros las piernas.

Además, tengo un as en la manga para la carrera: la altitud. La mayoría de mis entrenamientos para la maratón de Miami han sido por la Ciudad de México, que está a unos 2.300 metros de altura, por lo que tengo confianza en que el hecho de correr al nivel del mar me ayude de manera notable.

 

Levantarse a las 3 de la mañana

Pensando ya en Miami, a partir del domingo intentaré modificar mi horario para ajustarlo lo más posible al del día de la maratón. Esto implica levantarse mucho antes, adelantar la hora de las comidas y acostarse temprano. El día de la carrera me tendré que levantar como a las 3 de la mañana, ya que a las 4 cojo un autobús que me lleva desde Miami Beach a la línea de meta y a las 7 es el pistoletazo de salida.

Nota: No quiero ni pensar en los horarios que acabo de escribir

Sea como fuere, ya estamos listos y mentalizados para la maratón de Miami y sean 10Km, 20Km o 42km, intentaremos pasarlo bien y disfrutar de las húmedas playas del sur de Florida.

“Odié cada minuto de entrenamiento, pero dije, “no abandones”. Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”: Muhammad Ali



'10 días para la maratón de Miami' No tiene comentarios

Sé el primero en comentar este artículo! ;)

Deja un comentario

Este blog nace sin intención de ánimo de lucro (sí, a pesar del anuncio Adsense). Simplemente es un pasatiempo para animar a otros corredores amateurs en este maravilloso y adictivo mundo del running. Los contenidos están bajo licencia Creative Commons. Si copias algo ten por favor el detalle mencionar y poner un link ;)

¡A CORRER SE HA DICHO!