excusas para NO correr

8 excusas que pones para no empezar a correr que no son ciertas

 

Empezar a correr no es fácil. Hemos sido muchos los que por una razón o por otra hemos retrasado el momento de iniciarnos en el mundo del running. Estas son las 8 excusas más recurridas y por qué no son ciertas:

 

No tengo tiempo

Esta es sin duda la excusa por excelencia. Los días de diario puedes probar a comer en 25 minutos en vez de tardar una hora o puedes dejar de ver el último capítulo de House of Cards y levantarte más temprano. Yo recomiendo madrugar un poco y entrenar por las mañanas. Al principio se hace duro, pero en cuanto pilles el hábito verás como lo agradeces y estás de mejor ánimo durante todo el día. Los fines de semana podemos levantarnos más tarde, desayunar bien y hacer tiradas un poco más largas.

 

Me aburro

La otra gran razón de los que rehúyen el running es el aburrimiento. Hay personas que no se hacen a la idea de tener que estar 45 minutos sin enviar un whatsapp o ver  otro vídeo de gatitos en Facebook. Cuando coges el gusto a correr es impresionante la liberación mental que consigues. Es tan fuerte, que cuando te pasas una temporada sin entrenar  estás estresado y de mal humor. Correr libera serotonina (la hormona del buen humor), mejora el ánimo mejora y reduce el stress. Además, hace ya muchos años que se inventaron los mp3 y las radios portátiles. No hay nada más gratificante que correr escuchando tu temazo preferido.

 

¿TE DA MIEDO EMPEZAR A CORRER?  6 CONSEJOS PARA EMPEZAR DESDE CERO

 

No estoy en forma

Y nunca lo estarás si no empiezas a entrenar. La gran mayoría de las personas empiezan a correr con el único objetivo de mejorar su condición física y poco a poco se van “enganchando”. A las pocas semanas de iniciar los entrenamientos notarás como tu silueta mejora, tu capacidad pulmonar también y te empieza a costar menos salir a correr.

 

Me canso muy rápido

Todo el mundo se cansa rápido cuando empieza a correr. No sólo los que lo hacen por primera vez, también los que llevan años en este deporte y que por alguna razón o lesión se han visto obligados a parar sufren para reanudar los entrenamientos. La clave es que poco a poco vayas aumentando los kilómetros que corres, respetando siempre la regla del 10%: no aumentes el kilometraje en más del 10 por ciento a la semana.

 

Correr es malo para la salud

Esta es la excusa más perdonable. El impacto continuado del running puede ser perjudicial para las rodillas y la espalda, pero con una buena preparación y la rutina de entrenamientos adecuada es difícil que nos lesionemos. Puede ocurrir, como también te puedes lesionar practicando cualquier otro deporte, pero la única manera de estar seguros 100% de que no nos va a pasar nada la única solución es seguir practicando el sillónball en el salón de casa.

 

No sé la ropa que debo utilizar

Decir esto hace 40 años hubiera tenido sentido, pero hoy en día, con la cantidad de información que hay sobre el mundo del running, hablar de ignorancia a la hora de escoger una zapatilla para correr es una temeridad. Una regla rápida:  Si pesas más de 70 kilos usa zapatillas neutras con amortiguación. Si eres delgado puedes optar por una zapatilla ligera. Eso sí, en ambos casos no deberías racanear con el presupuesto para tu calzado.

 

Hace mucho frío

Y mucho calor en verano. Esta es una excusa muy socorrida porque parece que nosotros queremos correr, pero por causas externas no vamos a poder hacerlo. En verano, al no ser que vivas en el Valle de la Muerte, existen muchas horas en las que se puede salir a correr sin miedo a caer desmayados. En invierno solo hace falta una visita a a tu tienda de deporte para correr con comodidad. Yo te recomiendo:

  • Con más de 20 grados: pantalón corto y camiseta de tirantes
  • 15º a 20º: pantalón corto y camiseta de manga corta
  • 10º a 15º: pantalón corto y camiseta de manga larga
  • 5º a 10º: pantalón corto, camiseta de manga larga y chaqueta de running
  • 0º a 5º: mallas, camiseta de manga larga, sudadera de running, guantes y gorro
  • Menos de cero grados: mallas, camiseta de manga larga, sudadera, chaqueta de nailon, guantes y gorro

 

Estoy muy mayor

He visto a personas de 65 años corriendo maratones. Si tienes más de 80 años, ok, consulta a tu médico antes de empezar a correr y si no, deberías no poner tu edad como excusa.

Si te sientes identificada o identificado con algo de lo dicho anteriormente, ya lo sabes,  deja de poner excusas y empieza a correr.



'8 excusas que pones para no empezar a correr que no son ciertas' have 1 comment

  1. 15/02/2016 @ 3:02 am Mario

    Hola! Me quiero animar a correr y la verdad es que me aplico casi todas esas excusas.
    Sobre todo la del aburrimiento, siempre ha sido un deporte que no me llamaba la atención, pero leyendo varios blogs, el tuyo entre ellos, me anima el ver lo satisfactorio que es y lo bien que te sientes después de un entrenamiento.

    Te leo desde el comienzo y me alegra ver que corriste la Maratón, enhorabuena!

    Me gustaría que subieras mas artículos sobre nutrición y recetas :)

    Reply


Deja un comentario

Este blog nace sin intención de ánimo de lucro (sí, a pesar del anuncio Adsense). Simplemente es un pasatiempo para animar a otros corredores amateurs en este maravilloso y adictivo mundo del running. Los contenidos están bajo licencia Creative Commons. Si copias algo ten por favor el detalle mencionar y poner un link ;)

¡A CORRER SE HA DICHO!

 

A %d blogueros les gusta esto: