Adiós a la temporada running: lesiones de correr

Hoy toca el último entrenamiento antes del parón veraniego. Me gustaría decir que durante las vacaciones voy a salir a correr algún día, pero lo veo difícil. Sobre todo durante los primeros 10 días. La alimentación durante este periodo tampoco creo que sea la más adecuada, así que nos mentalizaremos para un regreso al running “suave y complicado”.

Se pone punto y final así a la temporada de running 2013/14, tal y como se diría en el argot futbolístico. La verdad que han sido 12 meses marcados por las lesiones y sólo me he encontrado verdaderamente bien a partir del mes de abril. Resumo en orden las lesiones sufridas más molestas.

Dolor de rodilla (agosto-septiembre)

En agosto y tras un fin de semana de locura (metiéndome más de 30 kilómetros), me sobrevino un fuerte dolor en la rodilla derecha que me impedía incluso subir escaleras. Tras consultar con un especialista, se me diagnosticó un desgaste en el cartílago. ¿La solución? Reposo durante un mes y pastillas durante 3 meses.

Dolor en el tendón de Aquiles (octubre, noviembre, diciembre, enero)

Al poco de volver a correr tras la lesión en el tendón de Aquiles, empecé a notar fuertes dolores en lo que creía era el tobillo derecho. Nuevamente acudí al médico y tras unas pruebas con resultados inconcluyentes –no vieron nada- se me diagnosticó una tendiditis del Aquiles. Estuve parado desde finales de octubre hasta finales de enero, o lo que es lo mismo, tres meses con sus respectivos días y noches. Las soluciones entonces fueron: reposo absoluto, fisioterapeuta y gimnasio para endurecer los músculos de la pierna. Destaco sobre todo los ejercicios excéntricos, que en mi caso han resultado claves para la recuperación. El dolor lleva desaparecido ya unos cuantos meses.

Una recomendación: a la primera molestia en el Aquiles, parar. Es una lesión dolorosa que puede tornarse en crónica si no se guarda el debido reposo.

Dolor en el empeine derecho

Es la lesión que sufro actualmente. Es lo bastante dolorosa como para molestarte al andar, pero lo bastante suave como para no impedirte correr. Es lo que vulgarmente conoceríamos como una lesión “coñazo”. Seguramente el reposo y el no usar durante una temporada calzado “laboral” serán de gran ayuda para mi recuperación.

Dolor de espalda y cuello

No sé si los dolores que sufro y he sufrido en el cuello y espalda están relacionados de alguna manera con el running o son más debidos –seguramente sí- al gimnasio. El caso es que a casua de estos dolores he tenido que acudir a la fisioterapeuta en cuatro ocasiones. Hoy en día me sigue molestando de vez en cuando, aunque trato de hacer ejercicios para estirar y proteger la zona.



'Adiós a la temporada running: lesiones de correr' have 2 comments

  1. 13/04/2016 @ 5:56 pm Jose Angel de Ayala

    Hola Buenas tardes;
    Llevo corriendo sólo seis meses, desde que dejé de fumar. Tengo 37 años, llevo al menos 5 yendo al gimnasio. Me ha aparecido una tendinitis/tendinosis del tendón de Aquiles de mi pierna derecha y llevo un mes sin correr. Al hacer el estiramiento excéntrico noto dolor ardiente en la inserción del calcáneo. Un médico me ha dicho que tengo el gemelo corto, que lo mío es para siempre si no me opero y que estire. Otro doctor me ha dicho que de gemelo corto nada, que no estire, que ya son ganas de castigar el tendón y que en una semana con vendaje funcional y antiinflamatorios listo… nada de nada. Tengo miedo a correr, a estirar, a salir a la montaña… El dolor es más leve que antes desde luego, pero es la misma sensación ardiente de desgarro (Por cierto, en la ecografía no de ve desgarro de fibras). peso 85 Kg, mido 1,74 y tengo una complexión tirando a fuerte. Calzo unas Brooks Glycerin 12, y ahora llevo taloneras de silicona duras de 2 cm…
    ¿Podrías decirme algo? No se nada de plazos de recuperación, ni los intuyo… estoy un poco desanimado. Nunca antes me he lesionado (Una vez hace mucho tendinitis en codos de hacer pesas).
    ¿Me puedes decir algo?

    Reply

  2. 05/05/2016 @ 2:17 am Pablo Caño

    Hola José Angel.

    Yo también he sufrido de muchos problemas en el Aquiles. Te recomiendo:
    – Descanso y reposo hasta que no tengas dolor al andar o estirar
    – Fisio: Las sesiones de fisio con ultrasonido y frío/calor ayudan a recuperar rápido
    – Calzado: Usar las zapatillas de running correctas. Por tu peso creo que las que usas están bien, pero igual deberías probar otra opción. Cuidado también con el calzado de calle. Usa zapatos o botas con tacón para que la zona no empeore
    – Correr: Empezar a correr poco a poco y tratar de mejorar la técnica. Solemos correr apoyando primero la zona del tacón y lo ideal es tratar de pisar con toda la superficie del pie a la vez.
    – Estiramientos: Esto es fundamental. Al estirar la zona (siempre después de correr) vamos poco a poco haciendo el músculo más flexible

    Ánimo y paciencia.
    Abrazos

    Reply


Deja un comentario

Este blog nace sin intención de ánimo de lucro (sí, a pesar del anuncio Adsense). Simplemente es un pasatiempo para animar a otros corredores amateurs en este maravilloso y adictivo mundo del running. Los contenidos están bajo licencia Creative Commons. Si copias algo ten por favor el detalle mencionar y poner un link ;)

¡A CORRER SE HA DICHO!

 

A %d blogueros les gusta esto: