Home Lifestyle Cómo afrontar los pensamientos negativos ante el ejercicio

Cómo afrontar los pensamientos negativos ante el ejercicio

por Eduard Guerrero
Mujer meditando para alejar sus pensamientos negativos

Es muy común tener pensamientos desmotivadores a la hora de realizar nuestras rutinas de ejercicios, salir a correr o ir al gimnasio. Esto se debe principalmente a la necesidad del ser humano para permanecer en la zona de confort. Los cambios físicos, mentales y de salud vienen acompañados de cambios en creencias.

La motivación se alimenta de estas creencias y sabe cuándo es momento de activar un pensamiento potenciador en vez de uno limitante. Estos pensamientos limitantes son los responsables de desmotivarnos y no solo en el ejercicio, sino en varios aspectos de nuestra vida.

Si quieres conocer cuáles son los pensamientos desmotivadores más frecuentes y como combatirlos, continúa leyendo y aprende a mantener el impulso que necesitas para mejorar.

Principales pensamientos negativos

Los psicólogos cognitivos mencionan diferentes tipos de pensamientos desmotivadores o como es reconocido en el enfoque como “distorsiones cognitivas”. Estas distorsiones pueden ser consideradas como mecanismos de defensa de nuestra mente para protegernos ante la decepción, frustración, rechazo, entre otros. Por lo que aparecen pensamientos como:

  • 1.- “No has cambiado nada, deberías dejar de intentarlo” este pensamiento busca retirarte de tus actividades deportivas por el hecho de que no has logrado un objetivo o un cambio significativo en tu cuerpo.
  • 2.- “Esto no es para ti” así comienzas a limitarte, haciéndote sentir que no eres apto para pertenecer a una vida más saludable y deportiva.
  • 3.- “Mira a los demás ¿Por qué ellos si mejoran y yo no?” recuerda que cada cuerpo, cada mente y cada motivación en las personas es diferente. Debes darte un lugar que te ayude a plantearte tus propios objetivos y no competir contra otros.

Nos sentimos cansados cuando apenas hemos llegado al 40% de nuestro límite

  • 4.- “Esto me cansa mucho, debería irme” la mente comienza a poner limitaciones cuando estás tan solo al 40% de tu esfuerzo total, imagina todo lo que puedes dar después de tener este pensamiento.
  • 5.- “Esto no vale la pena” mantener tus hábitos alimenticios basura y tu vida sedentaria solo se resume en un resultado ¿sabes cual es?. Por esto es necesario que sepas que este pensamiento solo busca tu redición, pero cuando vuelvas a la vida que tenias antes de comenzar a entrenar llegarán otros pensamientos y eso te pondrá más triste.

Estos pensamientos son más comunes de lo que crees y cada uno de ellos tiene un poder gigante en tu vida si lo permites. Pero, este post no está diseñado para hacerte consciente de los pensamientos desmotivadores que ya tienes, sino de cambiar esos por pensamientos potenciadores ¿quieres saber cómo?

Técnicas para vencer los pensamientos desmotivadores

Existen muchas técnicas que pueden ayudarte con los pensamientos desmotivadores y mantenerte enfocado en tus objetivos. Para ello te mencionamos tres de esas técnicas para que conozcas el verdadero poder de tu mente y el control que tienes sobre ella ¿comenzamos?

mejores brazaletes y fundas para correr con el móvil

Lista tus pensamientos

Escribe una lista con todos los pensamientos que has tenido a la hora de entrenar, no importa si algunos son potenciadores u otros sean limitantes, anótalos todos.

Ahora, tacha todos los pensamientos que pueden desmotivarte en el ejercicio y anota en otra hoja los que quieras conservar.

Prosigue a quemar la lista de los pensamientos desmotivadores y tira las cenizas por el wc. Conserva en un escondite personal tus pensamientos motivadores.

Cada vez que se haga presente un pensamiento desmotivador, recuerda que los has quemado y busca en tu escondite tus pensamientos motivadores de respaldo.

Ley de los 3 segundos

Los pensamientos tardan solo 3 segundos en implantarse en la cabeza, por lo que callaremos nuestros pensamientos con esta técnica.

En el momento en que vengan pensamientos desmotivadores, cierra los ojos y cuenta hasta tres, 1…2…3… y continúa haciendo lo que te corresponde.

Esta técnica te ayuda con pensamientos como: “No puedo más” “Estoy muy cansado” “Quiero rendirme” “Esto no es para mí” recuerda, 1…2…3… y continúa enfocado.

Meditación

Quizás es una de las técnicas más importantes, ya que si aprendes a callar esos pensamientos será mucho más fácil mantenerte enfocado en tus objetivos.

Práctica meditación al menos 30 minutos al día y verás una mejora considerable en tus hábitos, estilo de vida y motivación.

Mantenerte motivado y crecer personalmente es un paso firme que debes mantener para tus rutinas de ejercicio, después de convertir esta motivación en un estilo de vida se transformará en disciplina y eso es para siempre. Lograrás tener un estilo de vida más saludable.

Aplica estos pasos para todos los aspectos de tu vida y mantente con ese impulso para lograr tus metas. Ya sabes como lidiar con pensamientos desmotivadores en el ejercicio, solo es cuestión de comenzar a practicar y darle valor a tus resultados.

El autor, Eduard Guerrero, es Licenciado en Psicología y experto en asesoración y nutrición deportiva.

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.