Zapatillas de running

Elige tus zapatillas de running

Correr está de moda. Esto es indudable. Pero antes de adentrate en el apasionante mundo del running es preciso contar con el atuendo adecuado y las zapatillas para correr adecuadas. Ya seas un corredor novel o un experto en maratones, es indispensable documentarse para determinar que zapatillas de running comprar y elegir las más adecuadas para nosotros.

Aspectos a considerar para elegir las zapatillas de running

Es importante saber elegir el tipo de zapatillas debemos utilizar para la práctica de esta actividad. Los siguientes aspectos nos ayudaran a elegir zapatillas de running:

  • El terreno: Para poder escoger el tipo de zapatillas que necesitamos utilizar debemos conocer el terreno donde vamos a entrenar. Si el es de cemento, asfalto, tierra o montañoso. Por esa razón podemos encontrar en las diversas tiendas especializadas calzados específicos para cada una de las superficies. Los que entrenen habitualmente por cemento  o asfalto deben optar por modelos de amortiguación blanda.  Si practicas trial running debes optar por unas deportivas especiales para este tipo de superficie, que habitualmente tienen un grosor de suela superior y están preparadas para el impacto con piedras y rocas. Es importante tener presente para la selección de las zapatillas que en algunas ocasiones debemos correr sobre terrenos fangosos o encharcados y necesitamos protegernos el pie de los imprevistos como la lluvia o terrenos de difícil acceso que pueden contener objetos peligrosos.
  • Definición de necesidades: Para definir nuestras necesidades debemos tener presente realmente cual es el objetivo primordial de la práctica del running en nuestras vidas. Si queremos correr en maratones, medias o pruebas de 10K debemos buscar zapatillas que nos ofrezcan confort y bastante amortiguación con la finalidad de evitar lesiones. Si solo vamos a pasear y trotar algo de vez en cuando, no será necesario invertir en una zapatilla muy cara.
  • Nuestro peso y tamaño: Cuánto más grandes y pesados seamos la necesidad de usar unas zapatillas con buena amortiguación es mayor. A partir de 70 kilos podemos considerarnos “grandes” en el mundo del running. Si no fíjate en el cuerpo de los grandes corredores de maratón.

PLAN DE ENTRENAMIENTO PARA LA MEDIA MARATÓN EN 12 SEMANAS

  • Tamaño y número: Se debe seleccionar unas zapatillas más grandes que nuestro pie. Si es posible medio número más que el que utilizamos normalmente debido a que cuando corremos nuestro pie se dilata y se ensancha y esto produce molestias o incluso puede provocar lesiones como ampollas o heridas más graves.
  • Calidad y precio: Es importante que tengas presente que debes seleccionar unas zapatillas de calidad y no escatimar en el gasto. Y lamentablemente sí, cuanto más caras sean las deportivas mejor son porque la calidad y cantidad de lo materiales es mejor. Si eres uno de los afortunados con una técnica de carrera muy depurada podrás optar por unas zapatillas más normalitas o incluso arriesgarte con unas huaraches.
  • Los calcetines: Se debe tener presente el grosor de la media o el calcetín a seleccionar para que no produzcan incomodidad al colocarse las zapatillas. Existen en el mercado calcetines especiales para running que están diseñados sin costuras para minimizar el riesgo de ampollas.
  • El color: Si vas a realizar running por tu cuenta es importante que pienses en los obstáculos y las condiciones del clima. Para este tipo de circunstancias se han adecuado zapatillas con colores fluorescentes que se pueden observar a grandes distancias. Al elegir alguno de estos modelos podrás disfrutar de la ventaja que puede ubicarte desde cualquier ángulo evitando así que se produzcan accidentes con vehículos. Otro factor que puedes tener presente es el riesgo que la oscuridad de la noche. Por esa razón elegir modelos con tonalidades fluorescentes bien sea en todo el zapato o en detalles como chispas o rayas es de gran importancia cuando salimos a correr.
  • El trenzado: Debes realizar nudos en las zapatillas para atártelas de manera que sea seguro en el momento de correr para evitar cualquier tipo de accidente como el tropezar con los mismos cordones del calzado que utilizas.

¿Eres Supinador o Pronador?

  • Zapatillas de supinador: Estas son las encargadas de ofrecer al deportista una excelente amortiguación adecuada a la rigidez de su pie. Según las especificaciones técnicas de los especialistas del calzado estas zapatillas son sometidas a procesos diversos reforzando los sistemas del suministro de aire dentro del calzado y las gomas. De esta forma se logra amortiguar el impacto de la musculatura en el proceso de la ejecución de la carrera. Esta modalidad no posee sistema de pronación y su horma es mucho mas curva.
  • Zapatilla de pronador: La base de fabricación de este modelo es equilibrar la rotación del pie para evitar algún tipo de lesión. Su función principal está basada en realizar un soporte del pie internamente en la fase de apoyo de forma tal de evitar la presión de la carga de las estructuras encargadas de sujetar el pie que se encuentra bajo tensión por la acción que desempeña. Su horma se caracteriza por ser recta y poseer una base de plástico que tiene como objetivo primordial mantener la firmeza del pie. Además posee un arco interno para reafirmar la pisada.

Tipos de pisada: supinador, pronador o neutro

  • Las zapatillas viejas: Una buena manera de seleccionar el modelo que necesitamos para practicar este tipo de deporte es llevar una zapatilla vieja. El zapato usado posee la ventaja que tiene marcada nuestra pisada y el nos servirá para estudiar la pisada y poder elegir la que realmente nos conviene. El estudio de la planta del pie debe realizarse por profesionales en el tema además te podrán indicar si posees algún tipo de deformación y cuál es el calzado que debes utilizar para desarrollar en forma más beneficiosa esta técnica.
  • El experto: Es importante dejarnos asesorar por expertos en el área de calzados. No podemos seleccionar las zapatillas por su belleza o porque son las que lleva algún amigo. La mejor forma de escoger el modelo es siguiendo los consejos de los expertos en el área. Ellos nos indicaran las técnicas adecuadas en la escogencia del calzado.
  • La tienda: Es importante acertar con la tienda para adquirir las zapatillas de running. Existen tiendas donde venden cualquier tipo de zapatillas sin ninguna especificación y eso realmente no es conveniente si deseamos adquirir el calzado que realmente nos convenga. Debemos dirigirnos a tiendas especializadas en deporte y pedir un asesoramiento especializado en running. En la actualidad tenemos a nuestra disposición numerosos comercios dedicados exclusivamente al área del deporte y es allí podemos conseguir la clasificación pertinente y escoger zapatillas para principiantes o para profesionales según sea de nuestra conveniencia.
  • Nuestra propia experiencia: No existe una zapatilla perfecta en el mercado y será obligación de cada corredor el ir probando con los diferentes modelos que existen para definir cual es el que mejor se adecúa a nuestro pie. Asics, Adidas, Mizuno, Nike y New Balance son algunas de las marcas más conocidas y se sitúan en un rango de precios que va desde los 50 hasta los 200 euros.
    • Mi experiencia es que es importante sentirte a gusto con la zapatilla desde el primer momento y que se deben tener buenas sensaciones desde que te la pruebas en la tienda. Yo por ejemplo he probado la Asus Nimbus que vale aproximadamente unos 130 euros y puedo decir que me siento mejor con el modelo Cumulus, que está en -ya está bien- 100 euros (el euro y el dólar están casi a la par).

 

¿Cada cuánto hay que cambiar las zapatillas de running?

Las deportivas cada vez son mejores. Son más resistentes, más ligeras, se fabrican con mejores materiales, tienen mejor amortiguación… (y también son más caras). A pesar de todo, aún no se ha inventado un modelo que aguante toda una vida, así que una de las compras obligadas que tenemos los runners cada cierto tiempo es la de unas nuevas zapatillas para nuestros entrenamientos y competiciones.

La respuesta a la pregunta que titula este artículo no es tan sencilla como dar una cifra, pero si así fuera el dato mágico es 1.000, después de esta cantidad de kilómetros nuestras zapatillas estarán para la jubilación, que en nuestro caso es usarlas para pasear o limpiar la casa.

Y digo que no es tan fácil como dar un número redondo porque depende de múltiples factores:

  • Tipo de corredor: Si eres un corredor con buena técnica podrás apurar más la vida de tus zapatillas, por el contrario, si eres un “amortiguado”, tu herramienta tenderá a deteriorarse más fácilmente.
  • Peso: Los corredores más fuertes y corpulentos tenderán a deformar sus zapatillas más rápidamente. Es la ley de la gravedad.
  • Calidad de las zapatillas: Las mejores zapatillas aguantan más. Y sí, las más caras suelen ser las mejores.
  • Kilómetros: Evidentemente no tendrá la misma necesidad de cambiar sus zapatillas el corredor de 5k que el de maratones.

¿Por qué hay que cambiar?

Aunque como decíamos las zapatillas cada vez son mejores, con el uso prolongado se desgastan y su capacidad para recobrar la forma después de cada zancada se pierde. Esto puede acentuar y favorecer la aparición de lesiones, especialmente de rodilla y espalda.

Las zapatillas se pueden estropear por varios puntos, pero normalmente los más críticos a simple vista son la suela y la costura. Esta web explica de forma visual con ilustraciones como comprobar el desgaste de nuestra zapatilla. Ojo especial con la mediasuela, la capa de la zapatilla situada por encima de la suela y que también acusa bastante el desgaste.

 

Comprobar el desgaste de las zapatillas de running

Comprobar el desgaste de las zapatillas de running | Foto: labolsadelcorredor.com

 

Nuestras zapatillas, igual que los neumáticos del coche

Es fundamental que nosotros como corredores ejerzamos de vigilantes sobre nuestras zapatillas y comprobemos periódicamente el estado de la suela. No puedo imaginar a un conductor que no compruebe el estado de sus neumáticos, pues esto es igual de importante para que entrenemos de forma segura y saludable. Es importante también que llevemos un “diario del corredor” en el que apuntemos nuestros entrenamientos y km recorridos. Así será más fácil reparar en cuando debemos comprar unas nuevas zapatillas de running.

Personalmente, yo estreno zapatillas una vez al año, pero cada corredor es un mundo y con estas pautas cada uno debe ser consciente de cuando estrenar nuevas herramientas.

 

¡Haz siempre un poco más de lo que crees que es tu límite!

 

 

 

 

 


Tagged:


'Elige tus zapatillas de running' No tiene comentarios

Sé el primero en comentar este artículo! ;)

Deja un comentario

Este blog nace sin intención de ánimo de lucro (sí, a pesar del anuncio Adsense). Simplemente es un pasatiempo para animar a otros corredores amateurs en este maravilloso y adictivo mundo del running. Los contenidos están bajo licencia Creative Commons. Si copias algo ten por favor el detalle mencionar y poner un link ;)

¡A CORRER SE HA DICHO!

 

A %d blogueros les gusta esto: