Home Nutrición Deportiva Hice ayuno intermitente y esto es lo que aprendí

Hice ayuno intermitente y esto es lo que aprendí

por Pablo C. Gallardo
Publicado: Última actualización en
Experiencia ayuno intermitente

El ayuno intermitente es un tipo de alimentación que consiste en combinar fases de ayuno con fases de alimentación y está de moda. Cada vez son más los que optan por este tipo de alimentación como forma de vida.

De hecho, si uno comprueba las búsquedas en Google puede ver claramente su espectacular evolución en España:

Búsquedas de ayuno intermitente en Google
Búsquedas de ayuno intermitente en Google

Y en Estados Unidos:

Búsquedas intermittent fasting en inglés
Búsquedas ‘intermittent fasting’ en inglés

Existen muchos tipos de planes para hacer “ayuno intermitente”. Puedes optar por no comer nada durante un día entero a la semana, por no comer nada durante 2 días (para los más expertos), o, por no comer nada durante unas determinadas horas, que es lo que hice yo.

Este no es un artículo científico, está basado únicamente en una expriencia individual y personal.

Plan de Ayuno 16-8

Comencé mi experiencia ayudado por la aplicación BodyFast comencé el plan 16-8, que consiste en no comer nada durante 16 horas y comer -más o menos- lo que quieras las 8 restantes. Digo comer «más o menos» porque evidentemente si inicias este plan con el propósito de perder grasa o adelgazar no puedes atiborrarte durante esas 8 horas a dulces o pizzas.

En este plan se puede comer de 13:30 a 21:30 y se debe ayunar las horas restantes. En las horas de ayuno se pueden consumir té, café y bebidas sin azúcar.

Día 1

El primer día la verdad que lo llevo bastante bien. Antes de ir a trabajar voy al gimnasio a correr un poco en la cinta. No me cuesta trabajo ya que estoy acostumbrado a hacer running en ayunas. La mañana transcurre rápido y aguanto sin problemas hasta las 13:30, hora en la que como. En contra de lo que podía pensar no tengo demasiada hambre y en cambio tengo más energía de lo habitual durante toda la tarde.

Día 2

El segundo día no voy al gimnasio por la mañana y acudo directamente al trabajo. Aguanto bien hasta las 11, que me entra hambre. La hora de 11 a 12 es la peor, pero tampoco estoy hambriento. A las 13:15 (había terminado de cenar a las 21:15) me como un plátano y unos cuantos dátiles para coger fuerzas para ir al gimnasio (14:15). A las 15:30 como. Por la tarde vuelvo a tener más energía de lo habitual.

Día 3

Vuelvo a ir al gimnasio antes de ir a trabajar, pero esta vez para hacer musculación. Nunca había hecho pesas en ayunas, pero resulta que tengo más fuerzas y energía de lo habitual a esas horas. Como un poco antes de que finalice el ayuno, pero aguanto sin problemas hasta esa hora.

Días 4 y 5

Sábado. Estamos a la mitad de mi primera experiencia de ayuno intermitente. De momento está siendo un éxito. Me siento con menos hambre, menos hinchado y tengo mucha más energía. He perdido más de medio kilo en 3 días mi porcentaje de grasa corporal se ha reducido en un 0,5%.

Domingo. El último día de la semana me levanto bastante tarde, lo que llegar en ayunas a la hora de comer resulta muy sencillo.

Días 6

El penúltimo día de ayuno es seguramente el día que más me cuesta aguantar hasta la hora de comer. Seguramente sea porque coincide con el lunes y no tengo tanta motivación. Sin embargo, igual que venía pasando el resto de días, tras comer me siento con más energía que de costumbre.

Día 7

El último día de ayuno intermitente se pasa rápido. Me mantengo muy ocupado toda la mañana y aprovechando que la cena del lunes fue temprano, empiezo a comer a eso de la 1 de la tarde. Me siento con más energía y un poco más fino. Parece que he perdido un poco de grasa abdominal.

Conclusiones

Tras estar una semana de ayuno intermitente, el miércoles era el día de tomar conclusiones.

A FAVOR

Me siento mejor físicamente, tengo menos necesidad de comer a todas horas y me lleno antes. He perdido medio kilo de peso en una semana (no perdí más los últimos días) y casi medio punto de porcentaje de grasa corporal (teniendo en cuenta lo científico que puede ser una báscula de bajo coste). No está nada mal teniendo en cuenta que en los tiempos de desayuno he comido lo que he querido sin ningún tipo de restricción.

EN CONTRA

Lo peor es que noté cierta pérdida de masa muscular y que resulta difícil mantener este estilo de vida durante periodos prolongados.

Lo mejor de todo es que me he dado cuenta que no necesito comer tanto para estar bien, activo y con energía. Repetiré seguro.

Si te interesa el tema del ayuno intermitente, también puedes comprar uno de estos libros que te recomendamos:

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.