Home Salud Deportiva ¿Pronador o Supinador? Tu tipo de pisada al correr

¿Pronador o Supinador? Tu tipo de pisada al correr

por Patricia Malagón
Publicado: Última actualización en
Zapatillas de running con descuento

La importancia de la pisada cuando corremos es un factor muy importante a la hora de evitar lesiones. Algunas de las dolencias que sentimos al correr, aunque sean leves, se pueden evitar haciendo un estudio de la pisada. Esto nos servirá para saber qué tipo de zapatillas debemos utilizar, si es necesario o no el uso de plantillas y, sobre todo, nos ayudará a correr de una manera más segura para nuestro cuerpo.

Pronador, supinador o neutro

La manera en la que pisamos nos engloba en uno de estos tres grupos: pronador, supinador o neutro. Los pronadores son aquellos que al correr o al andar apoyan la mayor parte de su peso en la zona interior del pie. Los supinadores, por el contrario, apoyan el exterior de la planta del pie. Mientras que los neutros caminan apoyando el peso en el centro del pie.

Casi todas las marcas deportivas tienen zapatillas especializadas para cada uno de estos grupos. Generalmente, los pronadores y los neutros son los dos grupos más numerosos. Por lo que, los supinadores contarán con un hándicap añadido a la hora de encontrar un calzado ajustado a su pie.

La importancia de la pisada reside en que, si utilizamos un calzado que no se adecua a nuestro pie, tarde o temprano nos causaremos lesiones y dolores. Aunque es cierto que las lesiones pueden venir provocadas por otras causas, como la falta de preparación previa, una masa muscular innecesaria o una superficie inapropiada. El calzado también suele ser un factor importante.

Estudio de la pisada

Tanto en clínicas especializadas, podólogos o incluso en tiendas deportivas, podremos hacernos un estudio de nuestra pisada. Debemos tener claro que es más exhaustivo y concreto el estudio que nos haga un profesional sanitario que el que nos hagamos en una tienda deportiva. Aun así, esto nos ayudará para saber cómo pisamos.

Un truco para saber que parte del pie apoyamos al plantarlo en el suelo es mirar nuestras zapatillas. En unas zapatillas que ya hayamos usados varias veces, se puede ver en la suela cómo pisamos. Dependiendo de la parte que esté más desgastada, seremos pronadores, supinadores o neutros.

Esto es algo muy importante a la hora de comprarnos unas zapatillas. Podemos ir a una tienda y vemos unas deportivas muy bonitas y que además son muy buenas. Pero si son para pronadores y nosotros somos supinadores, esas zapatillas nos causarán más de un dolor muscular.

¿Cómo corregirlo?

Una vez que nos hayamos hecho un estudio y comprobemos si somos pronadores, supinadores o neutros tendremos que tomar medidas. Aquellos que apoyen bien la planta del pie, los neutros, serán los que más fácil lo tengan. Bastará con comprarse zapatillas neutras, que suelen ser la mayoría.

Para los pronadores o supinadores la cosa se complica un poco. Tendremos que pensar en hacernos unas plantillas personalizadas, que se ajusten perfectamente a la planta de nuestro pie. Las plantillas, nos ayudarán a pisar mejor, evitar lesiones y sentir menos dolor. Además, podremos optar por comprarnos un calzado apropiado para nosotros, sin necesidad de plantillas.

Lesiones por mala pisada

La importancia de la pisada es crucial porque nos puede provocar lesiones en las rodillas, en los tobillos y en la cadera. Por tanto, si solemos salir a correr con frecuencia, es más que recomendable hacernos un estudio de la pisada. De esta manera, sabremos si necesitamos llevar plantillas o que zapatillas debemos comprar.

Mejorar nuestra Técnica de carrera

Una vez que ya sepamos como pisamos. Siempre se puede mejorar nuestra manera de plantar el pie en el suelo. Lo más importante es que evitemos caer con el talón, que es lo que les ocurre a muchos corredores principiantes. Lo mejor es caer justo con la punta del pie. Así, conseguiremos iniciar la zancada desde el interior. El mejor ejemplo de técnica de carrera es la que emplean los tarahumaras, cuya pasión por el running les ha convertido en leyenda.

Además, podremos realizar ejercicios para fortalecer nuestros tobillos y también nuestros gemelos. Son dos partes de nuestro cuerpo que más sufren el impacto y, por ello, es muy importante fortalecerlas para evitar lesiones. Por ejemplo, si somos supinadores, hipersupinadores, pronadores o hiperpronadores, nuestro tobillo corre más riesgo de torcerse si no tomamos medidas.

En resumen, la importancia de la pisada es un elemento fundamental a la hora de correr. Pisar de manera adecuada y llevar el pie bien protegido, no solo nos ayudará a evitar lesiones y dolencias, sino que también nos servirá para mejorar nuestra resistencia al reducir las molestias durante nuestro entrenamiento.

También te puede interesar

1 comentario

Paqui 25/06/2020 - 11:33 pm

Hola yo tuerzo la zapatilla para el exterior, soy supinador?? Y qué modelo de la marca hoka me recomendáis, gracias

Respuesta

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.