Objetivo maratón, día 14: running para búhos

Levantarse a las 6:45 de la mañana para salir a hacer un poco de running con 6º centígrados y la predicción de una amezante ciclogénesis explosiva es poco menos que un acto para auténticos valientes. Y esa ha sido mi situación hoy, salir a correr con las legañas aún incrustadas en los ojos… y encima de noche. Para mí hay pocas cosas más deprimentes que levantarte temprano y que todavía reine la oscuridad. La maratón está 40 minutos más cerca.

La carrera sin embargo ha transcurrido bien. He aumentado el ritmo con respecto a anteriores entrenamientos y he completado casi 7 km a menos de 6 minutos el kilómetro. No he podido hacer más distancia porque mis obligaciones laborales me lo impedían y no tenía más tiempo. El recorrido ha sido parecido al de otras ocasiones, pero incluyendo alguna cuestecita al final. Las Asics Cumulus 15 me siguen pareciendo una gozada, aunque siento que el pie necesita aún algo tiempo para adaptarse al 100%. Las ampollas están desapareciendo y los gemelos ya no se me cargan tanto. Lo peor ha sido que he notado ligeras molestias en el tendón de aquiles de la pierna derecha… (ayyy dios). Por cierto, en la última parte de la carrera me he temido lo peor: un socavón inoportuno ha hecho que mi tobillo se doblara cual chicle boomer de antaño. Pero ha sido sólo un susto, no hay lesión, ni dolor en la zona. La crema calentadora que tanto he ensalzado en anteriores ocasiones, ha sido más perjudicial que otra cosa. No sé si por abusar,  porque no hacía frío suficiente o por qué, lo cierto es que al terminar el entrenamiento he notado como si se me ardiera la piel. No sé, una sensación muy extraña.

Hoy por falta de tiempo no he podido estirar tanto como en días anteriores. Espero no empezar a descuidar mi rutina de ejercicios post running, que lo he pasado muy mal con las lesiones y con el mono de no poder correr. Ahora tengo como asignatura pendiente vigilar otros aspectos importantes del running, como por ejemplo son la alimentación o el descanso. Pero bueno, vamos poco a poco, que como dirían en el cole, progreso adecuadamente.

 “The only person you are destined to become is the person you decide to be”: Ralph Waldo Emerson



'Objetivo maratón, día 14: running para búhos' No tiene comentarios

Sé el primero en comentar este artículo! ;)

Deja un comentario

Este blog nace sin intención de ánimo de lucro (sí, a pesar del anuncio Adsense). Simplemente es un pasatiempo para animar a otros corredores amateurs en este maravilloso y adictivo mundo del running. Los contenidos están bajo licencia Creative Commons. Si copias algo ten por favor el detalle mencionar y poner un link ;)

¡A CORRER SE HA DICHO!