Home Lifestyle Realidad virtual en el entrenamiento running

Realidad virtual en el entrenamiento running

por Pablo C. Gallardo
Maquinas de correr

La gran mayoría de personas que hacen running lo realizan al aire libre, es uno de los alicientes de esta práctica deportiva. La cinta se utiliza más por obligación, cuando las condiciones no permiten salir a correr, que por una elección personal.

Pero ese trámite tedioso en el gimnasio o en casa puede convertirse en una experiencia mucho más amena y divertida gracias a un ingrediente muy de nuestros días: la realidad virtual.

Correr con realidad virtual

Que las nuevas tecnologías han conquistado nuestro día a día es una realidad incontestable. La “virtualidad” afecta a todos los aspectos de nuestra vida, desde lo más trivial hasta lo más íntimo. Por supuesto, también el deporte cuenta con su dosis de tecnología, y además es una dosis de las buenas.

El deporte se aprovecha de las nuevas tecnologías, y las nuevas tecnologías se aprovechan del deporte. Hoy en día, los videojuegos han adoptado la forma de competición de los deportes tradicionales. Los llamados deportes electrónicos o e-Sports cuentan con centenares de millones de seguidores en todo el mundo y se espera que para 2020 facturen más de 1.100 millones de dólares. Otro ejemplo lo vemos en los pronósticos deportivos; lo último en el sector de las apuestas son los deportes virtuales, competiciones que directamente están generadas por ordenador.

Del mismo modo, el deporte tradicional toma prestadas características de los videojuegos. La realidad virtual es un cruce entre lo físico y lo digital, una combinación que se puede aprovechar muy bien en prácticas como el running.

En realidad, haces lo mismo: correr. Pero se le añade un extra de motivación que es muy agradecido. La realidad virtual te permite imaginar que estás corriendo por cualquier lugar del mundo e incluso se recrean las condiciones que te encontrarías en ese lugar. Además, te permite competir o compartir la experiencia con otras personas, aunque no te muevas de tu casa. En definitiva, se recrea ese componente social y de contacto con nuestro entorno que es tan importante a la hora de salir a correr.

¿Qué necesitas?

El equipamiento que necesitas para un entrenamiento de running con realidad virtual depende de lo inmersiva que quieras que sea la experiencia y de lo que te quieras gastar.

Pensamos en realidad virtual y nos vienen a la cabeza esas gafas enormes que nos meten por completo en otro mundo. Desde luego, se puede correr con estas gafas, e incluso existen cintas de correr que cuentan con protección para que no te caigas si te metes demasiado en ese universo pixelado. Pero lo cierto es que este tipo de aplicaciones y equipamiento suelen estar dirigidos o bien para jugar simplemente, o para hacer investigaciones con deportistas de élite. Normalmente, la realidad virtual se queda en la simulación de trazados que podemos seguir a través de una pantalla.

Aquí encontramos plataformas como Zwift, una aplicación pensada para el entrenamiento indoor de corredores, triatletas y ciclistas. Necesitarás un dispositivo donde descargártela (ordenador, tablet, móvil, etc.) y un “foot pod”, un pequeño dispositivo que llevas en el pie y recoge un gran número de datos sobre tu entrenamiento. Necesitarás también una cinta de correr adaptada, que se conecte con el foot pod o pueda conectarse con él y con el dispositivo que utilices a través de bluetooth.

Zwift te permite correr por Nueva York, competir con otros usuarios y registrar muchos datos sobre tu entrenamiento con gran precisión, entre otras cosas. Pero también hay opciones más simples.

Aplicaciones como iFit permiten tener un entrenamiento personalizado e interactivo que se centra más en la parte física y no tanto en lo social y lo lúdico como hace Zwift.

Ventajas

Está claro que no es lo mismo correr al aire libre que correr imaginándose que se está al aire libre. Ahora bien, cuando no queda más remedio que quedarse en casa, la realidad virtual es un gran aliado.

Diversión

Todos esos estímulos que vas recibiendo cuando sales a correr por el campo o la ciudad, se pierden cuando te encierras entre cuatro paredes. Los simuladores nos ofrecen un gran número de escenarios virtuales -unos reales, otros inventados- que ayudarán a que la experiencia sea mucho más divertida y amena.

Motivación

Puede que no para todo el mundo, pero, para muchos, el hecho de añadir un elemento de competición al entrenamiento puede ser un gran aliciente.

Las aplicaciones de realidad virtual para running nos permiten estar conectados con otros corredores y competir con ellos.

Incluso los resultados de estas competiciones virtuales se están trasladando al mundo real. Zwift, que viene del mundo de los videojuegos, ha puesto en marcha una competición a nivel mundial para conseguir una plaza en el próximo Maratón de Londres.

Además, la competición puede ser con uno mismo. Este tipo de plataformas permite recoger un montón de datos sobre nuestro entrenamiento. Esta información nos ayudará a ver nuestra progresión, lo cual, sin duda, supone un plus de motivación.

Información

Como decíamos, los equipos de realidad virtual o entrenamiento online permiten registrar un gran número de datos sobre nuestro rendimiento. Esto nos ayuda a llevar un mejor control de nuestros planes de entrenamiento y a detectar más fácilmente cualquier error o área en la que podamos mejorar.

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.