Galletas de avena y miel
Raciones Tiempo de preparación
2docenas 1hora
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
12minutos 5minutos
Raciones Tiempo de preparación
2docenas 1hora
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
12minutos 5minutos
Ingredientes
Instrucciones
  1. Tamizamos la harina con el bicarbonato y la sal para mezclarla en un bol. Tamizar es pasar por un colador o tamiz para separar la harina, dejarla más fina y trabajar mejor con ella. Es una técnica muy empleada para hacer masas.
  2. En otro bol, mezclamos la mantequilla, que debe estar ligeramente blanda y el azúcar. Si la mantequilla que hemos comprado es muy dulce, en vez de echar 260 gramos de azúcar le echaremos menos. Cogemos una batidora y removemos hasta que quede cremoso.
  3. Añadimos la miel al bol de la mantequilla y el azúcar y seguimos batiendo.
  4. Echamos un huevo al mismo bol de la mantequilla y batimos. Es mejor echar uno y mezclarlo, que echar los dos a la vez.
  5. Vertemos los copos de avena y volvemos a mezclar con la batidora.
  6. Después, echamos la harina, el bicarbonato y la sal, que teníamos en otro bol y lo batimos hasta tener una masa homogénea.
  7. Precalentamos el horno a 180ºC mientras colocamos las galletas.
  8. Para las galletas, colocamos una lámina de papel para hornear en la bandeja. Después, amasamos la masa hasta crear una capa fina con ella. Tras ello, con un molde para galletas vamos cortando y las trasladamos a la bandeja del horno.
  9. En la bandeja, dejaremos una separación de 5 cm entre galleta y galleta porque al hornear crecerán.
  10. Metemos la bandeja en el horno y dejamos hornear durante nueve u once minutos.
  11. Sacamos la bandeja y antes de trasladar las galletas a otro recipiente para que enfríen, las dejamos reposar unos minutos para que terminen de endurecerse.
Notas de la receta

Para trabajar mejor con la masa, es recomendable echar harina sobre la supercifie donde vayamos a extenderla. También echaremos harina en el rodillo y en nuestras manos, así será más fácil que no se nos pegue la masa.

Si no tenemos un molde metálico para cortar las galletas, podremos utilizar un vaso de cristal para hacer los cortes.