Spartan Race: saltar fuego

Spartan Race: los obstáculos para emular a Leónidas

La spartan race es una durísima carrera de obstáculos en las que se pone a prueba la resistencia física y mental de los participantes. Son pruebas extremadamente exigentes que requieren una gran preparación y que, según muchos de sus participantes, enganchan y te hacen cambiar tu mentalidad ante la vida.

Existen tres modalidades de carrera: Sprint (5 kilómetros y 15 obstáculos), Súper (13 kilómetros y 21 obstáculos) o Beast (20 kilómetros y 26 obstáculos).

Existen carreras espartanas por todo el mundo y es una especialidad que gana adeptos día a día. Generalmente se desarrollan en zonas de montaña o sierra, por lo que si estás acostumbrado a correr por cinta o asfalto, intenta entrenar al menos un día de la semana por estas superficies.

¿Qué pruebas existen en una Spartan Race?

Hay algunos obstáculos que se repiten en todas las pruebas y que requieren de preparación previa. Aunque la gracia de las spartans es que el recorrido y las pruebas no se conocen con anterioridad y tienes que averiguarlas por el camino.

Estos son algunos de los obstáculos más habituales:

Pasar bajo un alambre de espino en el barro

Hay que arrastrarse como un gusano entre agua y barro.

 

Las barras de mono

Las monkey bars son un exigente ejercicio físico que requiere de bastante preparación previa en el gimnasio. Deberás fortalecer antebrazos, bíceps, dorsal ancho y hombros si quieres pasar la prueba con éxito.

La cuerda vertical

En el desarrollo de este ejercicio intervienen todos los músculos del cuerpo, especialmente los brazos. Tener un buen desarrollo de los abs y la parte inferior del cuerpo te ayudará a tener éxito, aunque lo ideal es ayudarte lo menos posible de las piernas y reservar energías para lo que viene por delante.

 

Lanzamiento de jabalina

Tienes que tener un buen desarrollo de la musculatura superior y algo de fortuna, ya que la jabalina debe clavarse en el la paja.

 

Escalar paredes

La escalada requiere de fuerza y agilidad y también buenas dosis de valentía. No lo pienses mucho y tírate contra la pared.

 

Pasar la red

Entre tu agilidad y equilibrio para superar el obstáculo de la red.

 

Equilibrio

 

Saltar la hoguera

La última prueba de todas es la más sencilla, pero en este punto tu estado físico no será el mejor. Después del fuego espera la ansiada meta.

 

Entrena los burpees

Los obstáculos superarse de forma obligatoria, aunque tienes la dulce alternativa de sustituirlos por 30 burpees. Entrénalos todos los días e inclúyelos en tu rutina diaria

Otros consejos

  • Entrena todos los ejercicios principales de forma semanal
  • Haz dominadas 2 o 3  veces por semana
  • Correr, mejor que elíptica y bicileta y por diferentes superficies
  • Utiliza ropa cómoda y calzado de trail
  • Usa guantes, aunque es probable que los acabes tirando en el transcurso de la carrera

La Trifecta

Cada vez que acabas una de las modalidades (sprint, súper o beast)  te ganas 1/3 de la trifecta, una de las medallas más valoradas de todo deportista. La persona que consiga acabar en un mismo año las tres modalidades obtendrá el preciado trofeo.

Cualquiera puede participar en una Spartan Race. Las únicas condiciones que impone la organización es tener más de 16 años para la prueba “Sprint” y 18 para la “Super”.

Triflecta: Medalla Spartan Race

 

Enlaces de interés:

Spartan Race

Spartan Race España

Spartan Race México

 

“Espartano, vuelve con tu escudo o sobre él”



'Spartan Race: los obstáculos para emular a Leónidas' No tiene comentarios

Sé el primero en comentar este artículo! ;)

Deja un comentario

Este blog nace sin intención de ánimo de lucro (sí, a pesar del anuncio Adsense). Simplemente es un pasatiempo para animar a otros corredores amateurs en este maravilloso y adictivo mundo del running. Los contenidos están bajo licencia Creative Commons. Si copias algo ten por favor el detalle mencionar y poner un link ;)

¡A CORRER SE HA DICHO!