Empezar a correr

¿Te da miedo empezar a correr? 6 Consejos para empezar desde cero

Lo primero que debes tener claro antes de empezar a correr es que tú también puedes empezar a correr. Suena muy obvio, pero mentalizarse de esta premisa es fundamental para que algún día nos enganchemos al running. Por lo demás, basta con tener un poco de sentido común y seguir algunos consejos. Aquí os resumo los que yo considero más importantes:

Poco a poco

El primer error que cometemos todos los que empezamos a correr es querer avanzar demasiado deprisa; correr mucho desde el principio; o correr demasiado rápido. Existen en internet multitud de planes para empezar a correr. La mayoría proponen un plan mixto de andar y correr, correr y andar, pero mi consejo es que si sales a correr, salgas solo a correr. No importa si el al principio sólo somos capaces de aguantar 10 minutos, seguro que pronto podremos correr mucho más. Si cometemos el error de darnos la panzada el primer día, corremos el riesgo de lesionarnos o acabar demasiado asfixiados y no volver a entrenar en una larga temporada. También debemos respetar los tiempos de descanso. Lo recomendable para empezar es salir a correr 2 o 3 veces por semana, aumentando la distancia gradualmente. En torno al 10% es lo más recomendable.

 

Zapatillas

Es fundamental equiparnos con las zapatillas de running adecuadas. Las zapatillas no tienen que ser iguales para una persona que corre 50 kilómetros por semana que para una que corre 25. Tampoco se le aconseja la misma zapatilla a una persona de 65 kilos que a una de 85. En general, una persona más fuerte y corpulenta deberá apostar por una zapatilla con más amortiguación (Asics Cumulus, por ejemplo). Además, debemos tener en cuenta si somos pronadores, supinadores o neutros. Podemos saberlo observando el desgaste de la suela de alguna zapatilla vieja o acudiendo a un podólogo o centro deportivo especializado. Las zapatillas de correr no son baratas y existe un universo descomunal alrededor de ellas, pero es conveniente no reparar en gastos a la hora de elegir nuestra “arma” de running. Podemos ahorrar algo de dinero apostando por modelos de zapatillas de temporadas anteriores. Otra opción es probarnos la zapatilla en la tienda física y comprar por internet, dónde generalmente se ofrecen precios más competitivos.

Ropa

El resto de la ropa que elijamos para correr también es muy importante. Camiseta, pantalón, ropa interior ajustada, calcetines especiales para la práctica del running… todas las prendas juegan un papel fundamental para correr de forma cómoda y evitar que nos salgan heridas y ampollas. Además, debemos estar prevenidos en la época de bajas temperaturas. Aconsejo: correr con camiseta de manga larga -mejor si es una camiseta térmica– y cortavientos por debajo de 10º; con pantalón largo por debajo de 6º; los guantes son optativos, pero también los aconsejo por debajo de 8º; la cabeza y las orejas deberán ir siempre protegidas por debajo de 0º. Evidentemente, todas estas recomendaciones dependerán y variarán de la persona y de su resistencia al frío.

Medir tiempos

Te aconsejo también que te compres un reloj con GPS para que puedas tener constancia de tus tiempos, ritmos y evoluciones. Los relojes con GPS para correr no son baratos, pero a la larga te parecerá tu inversión más rentable. Yo ahora mismo uso el Nike+ SportWatch, pero esta Navidad le pediré uno nuevo a los Reyes Magos, a ser posible de una de las dos marcas que reinan en el mercado: Polar y Garmin. El reloj de Nike que he usado hasta ahora apenas ha logrado un suficiente alto. Tiene demasiados fallos a la hora de encontrar la señal de GPS y encima una mancha negra se ha comido la mitad de la pantalla.

Música

Aunque hay gente que prefiere salir a correr sin música, yo es algo que considero fundamental, al mismo nivel de importancia que tener unas buenas zapatillas o una ropa interior bien ajustada. Corre con música y que ésta tenga buen ritmo. Yo como seguidor de la música electrónica esta parte la tengo bien asegurada. Asegúrate además de que los auriculares sean especiales para running, de esos que hacen una especie de G mayúscula.

No más excusas

No importa tu edad, tu estado físico, ni el tiempo que tengas, todos podemos empezar a correr. No será fácil al principio. Nos parecerá un deporte demasiado sufrido, aburrido, cansado, doloroso… No veremos resultados inmediatos. Habrá momentos en los que querremos renunciar. Pero ahí es donde entra en juego el poder de la mente. Correr es una lucha constante contra uno mismo. Una historia de superación personal cuyas ventajas son tremendas. Correr te vuelvo más alegre, más guapo, más activo y mejor persona.

8 EXCUSAS QUE PONES AL CORRER QUE NO SON CIERTAS

 

Una vez que cojas el hábito de correr, no querrás dejarlo. El running puede convertirse en una especie de droga y de hecho lo es. El deporte, igual que las drogas, produce y libera endorfinas y serotonina en nuestro cerebro, que son fundamentales para nuestra felicidad. Las endorfinas son, según la Wikipedia y cito textualmente, “péptidos opioides endógenos” que se producen, entre otros momentos, durante el orgasmo, el consumo de chocolate y durante la excitación sexual. También las producimos cuando salimos a correr.

“La fuerza no viene de la capacidad corporal, sino de la voluntad del alma”



'¿Te da miedo empezar a correr? 6 Consejos para empezar desde cero' have 2 comments

  1. 30/12/2014 @ 11:55 pm Roberto

    Muy buen artículo!!! Me ha encantado!

    Reply

    • 26/01/2015 @ 12:05 am Marilo

      Sigo teniendo miedo, por que es algo q no me gusta demasiado, y no es por correr, es por que soy de deportes de equipo.

      Reply


Deja un comentario

Este blog nace sin intención de ánimo de lucro (sí, a pesar del anuncio Adsense). Simplemente es un pasatiempo para animar a otros corredores amateurs en este maravilloso y adictivo mundo del running. Los contenidos están bajo licencia Creative Commons. Si copias algo ten por favor el detalle mencionar y poner un link ;)

¡A CORRER SE HA DICHO!