Home Salud Deportiva Test genético nutricional, ¿qué es y para qué sirve?

Test genético nutricional, ¿qué es y para qué sirve?

por Patricia Malagón
Test Genético Nutricional

El test genético nutricional es un estudio médico que sirve para conocer tu carga genética relacionada con el sobrepeso, la obesidad y tu respuesta ante determinados alimentos. Después de realizar las pruebas, los médicos nos dirán qué alimentos asimilan mejor nuestro metabolismo y nos ayudará a comprender mejor cómo funciona nuestro cuerpo.

Hacernos un test genético puede ser una gran idea si somos personas que llevamos tiempo haciendo dieta y no conseguimos los resultados esperados. Nos sirve para conocernos mejor y para saber qué comer si queremos perder peso o simplemente mantener un peso saludable.

Al fin y al cabo, es una prueba médica para mejorar nuestra salud y también para desechar la idea de las ‘dietas milagro’. Ya que, comiendo aquellos alimentos que nuestro organismo tolera mejor y haciendo deporte podemos tener un peso saludable y dentro de los estándares normales.

¿Qué analiza el estudio?

El estudio genético nutricional analiza más de 20 genes asociados al sobrepeso, al control de la saciedad y detecta aquellos grupos de nutrientes que nuestro cuerpo asimila mejor. Además, también se estudia nuestro riesgo cardiovascular. Así como, la respuesta de nuestro organismo a la actividad física y las posibles intolerancias metabólicas.

Con este análisis se estima el riesgo de sobrepeso que tenemos, el control sobre nuestro apetito y nos ayudará a regular la sensación de saciedad. Gracias a los genes, con este estudio se puede determinar aquellos factores genéticos que tenemos y que nos podrían causar algunas enfermedades. Con los resultados se orienta al paciente para llevar una dieta que su cuerpo tolere mejor y el tipo de actividad física que más le ayude.

Beneficios

Los beneficios de este estudio son muchos. Primero nos ayuda a conocer mejor nuestro cuerpo. Esto no es solo importante para adelgazar o mantener un peso normal. La importancia de este test reside en que gracias al estudio genético nos permite conocer los riesgos que tenemos de sufrir algunas enfermedades. Por ello, podremos tomar medidas mucho antes de que la enfermedad aparezca y así nos evitaremos sufrir determinadas dolencias futuras.

En el tema de la dieta, este test nos ayudará a tener un peso saludable de forma estable y a llevar una alimentación que nos permita reducir los riesgos sanitarios. Además, también nos ayudará a obtener un beneficio mayor de nuestra actividad física. Porque gracias al estudio conoceremos cómo es el funcionamiento de nuestro cuerpo y qué deportes nos ayudan más.

¿Qué enfermedades nos ayuda a prevenir?

Con el estudio genético no solo podemos saber qué nutrientes tomar y qué dieta seguir. También nos ayudará a conocer si tenemos riesgos de sufrir ictus, hipertensión, obesidad, dislipemias, degeneración macular, diabetes, osteoporosis, artrosis, trombosis, litiasis biliar y renal.

Si el test nos alerta de que genéticamente tenemos riesgos de sufrir alguna de estas enfermedades, podemos prevenirlo mucho antes de su aparición. Tanto la obesidad, como la diabetes, las trombosis, etc. Se pueden prevenir siguiendo una dieta saludable y adecuada y haciendo ejercicio físico.

El test genético nutricional y la obesidad

La obesidad es una enfermedad que tiene origen en muchos factores, y uno de ellos es el factor genético. Actualmente, el exceso de peso es el sexto riesgo de salud más importante y que, desgraciadamente, afecta cada día a más personas.

Sin embargo, aunque pueda parecer que la obesidad es producto de un desorden alimenticio, alrededor del 5% de las personas que padecen de obesidad es debido a los genes. Además, según informan desde Clínicas Zurich, la mayor parte de la población obesa se produce por una interacción entre diferentes polimorfismos genéticos y el medio ambiente.

Con este tipo de estudio podemos saber el riesgo de padecer obesidad, el funcionamiento de nuestro metabolismo ante la ingesta de determinados nutrientes, la capacidad de nuestro cuerpo a la hora de quemar las grasas, etc.

Este test nos sirve también para hacer una dieta más compatible con nuestro organismo. Como hemos dicho al principio, hay muchas personas que llevan bastante tiempo probando diferentes dietas sin encontrar un resultado positivo. No hace falta que estas personas tengan obesidad. Simplemente siempre han tenido cierto sobrepeso y nunca han conseguido deshacerse de él. Esto es consecuencia del desconocimiento del funcionamiento de nuestro sistema metabólico. Con este estudio, al conocer nuestro cuerpo, sabremos qué comer y nos costará mucho menos perder peso y mantener de manera estable.

Según señalan desde diferentes clínicas especializadas en este tipo de estudios. Se consigue perder hasta el doble de peso que con una dieta convencional. Pero, sobre todo, nos ayuda a comer de una manera saludable y hacer una dieta que beneficie a nuestro cuerpo. Evitando de esta manera tener que recurrir a ‘dietas milagro’, pastillas para adelgazar, y todo tipo de productos que solo empeoran nuestra salud.

¿Cómo se hace el test?

Hacer este test nutricional es bastante sencillo. No se requiere ni sacar sangre, ni tener que pasar varias horas en una clínica. Simplemente, los médicos toman una muestra de nuestro ADN a través de las glándulas mucosas bucales; es decir, a través de la saliva. Después de eso, la clínica enviará a nuestra casa o por medio de correo electrónico las pruebas del estudio. Además, se puede concertar una cita con los doctores para que nos expliquen mejor los resultados.

La clínica aparte de darnos los resultados en sí, nos ayudará con un plan nutricional, algo así como una dieta, para perder peso o simplemente para comer de una forma más sana y que aporte más beneficios a nuestro organismo.

Precio Test genético nutricional

Probablemente estés pensando en este momento que este estudio puede costar mucho dinero. Sin embargo, no tiene un precio desorbitado y está al alcance de casi todos los bolsillos. Más teniendo en cuenta que no hace falta hacerse este estudio cada año.

El precio varía entre los 150 y 250 euros, en función de la clínica. Aunque hay clínicas que ofrecen este estudio y otros más en un mismo pack por un precio de 200 euros.

Hacer este test es muy fácil. Podemos incluso ponernos en contacto con la clínica por vía telemática y pedir más información. Con acudir a la clínica para que nos tomen la muestra y después a los 20 días para conocer los resultados ya estaría hecho este test genético nutricional.

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.