Home Otros deportes ¿Por qué el yoga es bueno para el running?

¿Por qué el yoga es bueno para el running?

por Pablo C. Gallardo
Publicado: Última actualización en
Mujer haciendo yoga

El yoga y el running, a simple vista, parecen no estar muy relacionados entre sí, exceptuando el obvio hecho que ambos son disciplinas deportivas. No obstante, desde hace un tiempo se han ido descubriendo muchos beneficios que el yoga aporta a los runners. De hecho, muchos corredores han sumado esta disciplina oriental a su rutina de entrenamientos semanal.

Todos los que llevamos mucho tiempo corriendo en el asfalto de nuestras ciudades sabemos que los ejercicios de fuerza, estiramientos y resistencia deben formar parte de nuestro entreno y no sólo el simple hecho de correr. Por este motivo y debido a la falta de tiempo de muchos runners para ir al gym, el yoga en casa se ha convertido en una de las opciones más viables.

Tanto si lo queréis practicar en casa o fuera, en centros dedicados a ello, el yoga resulta una opción estupenda para el cuerpo de cualquier persona. Aunque también para su conciencia, pues todos conocemos lo bueno que resulta para los nervios, la ansiedad y el estrés.

Los corredores también pueden verse muy beneficiados por el yoga por diversos motivos. De hecho, a continuación os explicamos cuáles son estos pros y razones por las que el yoga y el running están más unidos que nunca.

yoga running

¿Por qué el yoga ayuda a los corredores?

  1. Fortalece los pies: al igual que en el running, en el yoga los pies son la base de los movimientos. Con esta práctica oriental, los corredores tomarán más conciencia de sus pies, de cómo deben ponerlos, tanto durante su trote como en los asanas, y evitarán problemas posturales.
  2. Facilita el control de la respiración: si por algo se caracteriza el yoga es por la práctica y el énfasis que incide sobre la realización de una respiración correcta. De hecho, el expirar e inspirar oxígeno de forma correcta ayuda a que las sesiones de relajación sean más o menos satisfactorias y útiles.Esto, aplicado al running, hace que el corredor sepa dosificar mejor su aire y evite molestias como el clásico “flato”.
  3. Recuperación de los isquiotibiales: este músculo es uno de los más castigados durante las carreras, ya que afectan a la postura. Si el runner no se posiciona correctamente durante la carrera y si no lo estira bien, es muy probable que sufra dolor en los isquiotibiales. No obstante, la práctica habitual del yoga favorece a la recuperación, estiramiento y tonificación de este músculo. De esta forma el corredor dará más fuerza y cuerpo a esta parte de su pierna que tanto puede sufrir durante el trote.
  4. Fortalece el cuerpo contra el impacto del asfalto: si algo mejora el yoga es la postura y la conciencia corporal. Muchas de las personas que han empezado a practicarlo siempre comentan lo bien que les va para sentarse mejor en la oficina o para andar más rectos. Esto también se aplica a los corredores y su postura en la carrera. Al tenerlo más tonificado, sobre todo a nivel muscular, y más conciencia de él, el cuerpo se ve reforzado y más aliviado de excesos posturales.
  5. Tonifica el tren superior: los músculos que más tonifica un corredor son, a priori, los del tren inferior y, en caso de disponer de una buena postura, el abdomen. Sin embargo, la práctica del yoga proporciona vigor y tonificación a todos los músculos del tren superior. Bíceps, tríceps, abdomen, hombros, antebrazos y un largo etcétera resultarán beneficiados.
  6. Actúa como un gran activador circulatorio: sí, exacto. Por extraño que parezca, el yoga activa la circulación del cuerpo de forma muy efectiva. El motivo se encuentra en sus asanas invertidos, es decir, en las posturas en las que los practicantes se ponen al revés (con la cabeza mirando al suelo). Estos movimientos actúan como un drenaje linfático muy potente sobre el organismo, ayudando a que el flujo sanguíneo se active y mejore, y el corazón bombee con más fluidez. Este hecho es todo un partido para los corredores, pues tras una gran carrera, sus piernas quedan muy cargadas y necesitan renovar su circulación. Y para ello, el yoga es lo mejor.
  7. Reduce el estrés: aunque es uno de los puntos a favor más conocidos del yoga, no está de más recordarlo. Si bien no va tan relacionado con los runners como el resto, sí que es cierto que puede serles positivo de todas formas. Al fin y al cabo, la vida actual se caracteriza por eso mismo: estrés, rapidez,… Siempre viene bien un descanso, algo en lo que el yoga es muy útil.

El yoga, queridos runners, es una de las prácticas deportivas estrella para compaginar con el running. Estos beneficios justifican esta afirmación. ¿Aún tenéis dudas y no sabéis si empezar a practicarlo? Probadlo y veréis los pros que tiene por vosotros mismos.

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.